El diario vasco Noticias de Gipuzkoa publica la historia de Naiara Ibáñez, una joven de 23 años que padece una enfermedad que no suele aparecer en las portadas: la electrohipersensibilidad.

Ibáñez, originaria de Idiazabal, cuenta en este artículo que “la edad de catorce años, comenzó a sentir un continuo dolor de cabeza y cuerpo cuando utilizaba el ordenador y los teléfonos móviles táctiles, lo que le impedía realizar las actividades cotidianas con normalidad”. Como ella misma cuenta, "los dolores no desaparecían y se fueron agravando", particularmente a nivel estomacal y hormonal. Pero, tras acudir a diferentes médicos, no fueron capaces de encontrar las causas.

No obstante, tras contactar con la Asociación Bizi Bide, que le recomendó a varios especialistas, Naiara descubrió su diagnóstico: Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple y Electrohipersensibilidad.

Ahora, tras adaptar su vida para hacer frente a sus dolencias, Ibáñez ha creado una plataforma digital llamada Testimonials of Electrohypersensitivity, donde realizará entrevistas a expertos y personas que padecen esta enfermedad.